Guía para principiantes sobre los pedales automáticos y cómo utilizarlos

El cambio a los pedales automáticos puede ser una fuente de ansiedad para muchos ciclistas. Las zapatillas se mantienen en su sitio gracias a un mecanismo, y fijar los pies a los pedales pone una imagen aterradora en el fondo de la mente de los ciclistas. No quieren perder el control sobre la bicicleta.

Sin embargo, si hay una mejora en su bicicleta que le convertirá en un ciclista más rápido, más eficiente y más controlado, es la adición de pedales automáticos (o «clip-in») para ayudar a mejorar su conducción. Incluso tendrán efectos similares durante una clase de spinning también.

El hecho es que, una vez que experimente los efectos positivos de pedalear con pedales automáticos para principiantes, no volverá a pedalear sin ellos.

Después de haber probado recientemente los antiguos clips y correas en una bicicleta de alquiler mientras estaba de vacaciones en Cerdeña, me di cuenta de lo mucho que un juego de pedales automáticos puede beneficiar al ciclismo de cualquiera. La diferencia en la eficiencia del pedaleo era enorme; las pinzas anticuadas simplemente tenían mucho menos control.

¿Cómo funcionan los pedales automáticos?

Este artículo está escrito para cualquier ciclista que se plantee el uso de pedales automáticos por primera vez. Hablaré de cómo funcionan los pedales automáticos, cómo utilizarlos y le daré algunos consejos para que se sienta cómodo con el ciclismo de pinza en general.

Principales ventajas del uso de los pedales automáticos

  • El pie permanece en contacto con el pedal durante todo el recorrido
  • La posición constante reduce el riesgo de lesiones cuando se combina con la flotación para permitir que el pie gire
  • Es más fácil desacoplar el pie del pedal que con los clips y correas tradicionales, lo que lo hace más seguro
  • Mayor potencia en la fase ascendente del recorrido del pedal en comparación con los pedales planos tradicionales
  • Uso más eficiente de la potencia en toda la carrera del pedal
  • Mayor control en las curvas y en las maniobras de la bicicleta
  • Las zapatillas específicas para ciclismo son menos flexibles que un par de zapatillas de tenis o de deporte y esto mejora la eficiencia del pedaleo

Los tres elementos del sistema de pedaleo

  • Las zapatillas
  • La cala (la pieza que se acopla a su pedal)
  • El pedal (en el que se fija la cala con su ayuda)

La mayoría de las zapatillas de ciclismo son compatibles con los pedales Look (montaje de 3 agujeros) o Shimano SPD (montaje de 2 agujeros). Siempre es mejor comprobar la compatibilidad antes de comprar.

Una breve historia de los pedales automáticos

Al principio sólo había pedales planos, luego los corredores desarrollaron clips y correas para sujetar los pies en el pedal mientras se pedalea para obtener un control adicional. Vea los clips y las correas que aparecen a la derecha como referencia.

La inspiración para los pedales automáticos de ciclismo vino de las fijaciones de esquí. Algunos de los primeros sistemas de pedales automáticos fueron impulsados por Cinelli de Italia en la década de 1970.

La evolución de los sistemas de pedales automáticos

Hubo que esperar hasta la década de 1980 para que los sistemas de pedales automáticos se convirtieran en algo aceptable para los corredores, cuando la empresa francesa Look desarrolló el primer sistema de pedales automáticos de éxito comercial. Los pedales de Look presentan un diseño de tres tornillos que se ha convertido en el estándar de la mayoría de las zapatillas de ciclismo de carretera.

El sistema estándar de dos tornillos que se encuentra en la parte inferior de muchas zapatillas de ciclismo de montaña y de turismo procede del sistema de pedales SPD (Shimano Pedalling Dynamics) de Shimano, que se desarrolló a principios de la década de 1990. Presenta una cala significativamente más pequeña para encajar en una suela empotrada, lo que permite caminar más fácilmente cuando no se está sobre la bicicleta.

Cómo utilizar los pedales automáticos

¿Cómo me engancho? Y, lo que es igual de importante ¿Cómo me engancho?

Hay un par de preocupaciones comunes para los principiantes que utilizan los pedales automáticos por primera vez. En primer lugar, les preocupa tener dificultades para engancharse al sistema de pedales, y en segundo lugar, que les cueste sacar los pies de los pedales cuando sea necesario.

Sinceramente, es probable que haya una curva de aprendizaje, y es de esperar que haya contratiempos. La incapacidad de los principiantes para sacar los pies de los pedales automáticos suele producirse donde menos se desea, como en el tráfico o al llegar a un semáforo junto a una concurrida cervecería de un pub en un día de calor sofocante. (¡Esa es mi experiencia personal!)

La práctica hace la perfección, y los pedales automáticos funcionan estupendamente una vez que la memoria muscular se hace cargo.

Engancharse es muy sencillo

Para engancharse al pedal, sólo tiene que deslizar la parte delantera de la cala por debajo del enganche delantero del pedal y presionar con fuerza con el talón. Cuando la cala encaje con el pedal, oirá y sentirá un clic tranquilizador (en la mayoría de los casos) que le permitirá saber que su pie está ahora enganchado al pedal.

Y no se preocupe si se cae cuando se acostumbre a usarlas. Es algo muy raro, pero nos ha pasado a los mejores.

El enganche es casi instintivo

Para soltar el pie del sistema de pedaleo tiene que girar el talón hacia un lado hasta que la cala se desenganche del pedal. En momentos de pánico, este proceso es casi instintivo y le permitirá soltarse fácilmente de la bicicleta cuando lo necesite.

CONSEJO: Practique el enganche contra una pared

Una de las mejores formas iniciales de practicar es apoyarse con la bicicleta contra una pared para que le sirva de apoyo mientras practica el sencillo proceso de enganche y desenganche. Si tiene calas SPD, practicar en una bicicleta de spinning compatible en el gimnasio también es una buena manera de acostumbrarse al proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.